Inicio arrow Actividades arrow EQUIPACIONES PARA UNA BUENA CAUSA
EQUIPACIONES PARA UNA BUENA CAUSA

Valencia C.F. y Sevilla F.C., a la llamada solidaria de Sánchez Tostado.

Ya son dos los clubes de 1ª División de la liga española de fútbol que han respondido a la solicitud de Luis Miguel Sánchez Tostado para equipar a los niños del Sahara. Colabora la Asociación de Ayuda al Pueblo Saharui de Jaén

El Valencia C.F. ha sido el primer club en responder a la llamada solidaria de Luis Miguel Sánchez Tostado tramitada personalmente a los clubes de 1ª División. La Fundación del equipo valenciano ha remitido a la Asociación de Ayuda al Pueblo Saharaui de Jaén equipaciones para once niños. El donativo está formado por chandals, pantalones cortos, sudaderas, espinilleras, además de otros efectos tales como balones, posters, tarjetas de jugadores, etc.

Es inminente la llegada de otro envío por el Sevilla F.C. Se esperan próximas respuestas de otros grandes clubes. La intención no es otra que fomentar el deporte entre los niños del Sahara, alimentar la ilusión por sus ídolos y dotarles de algunos medios deportivos. Las solicitudes de colaboración se han tramitado con la colaboración de la Asociación de Ayuda al Pueblo Saharaui de Jaén.

El pueblo saharaui sufre una situación dramática desde hace 36 años y se encuentra abandonado a su suerte en unas de las zonas más inhóspitas del planeta: el desierto del Sahara. Allí no hay nada, ni comida, ni agua, ni tierra de cultivo. En aquel desierto averno sobreviven gracias a la ayuda internacional más de 150.000 refugiados dispersos en cinco campamentos soportando condiciones climatológicas y precariedades tales que harían estremecer a cualquier occidental.

El autor jiennense intenta promover el futbol entre los niños de los campamentos organizando un modesto campeonato infantil constituyendo cinco equipos de la categoría benjamín y/o alevín. Cada campamento representaría a un equipo español. Cinco campamentos o wilayas (Aaiún, Ausserd, 27 de Febrero, Smara y Dakhla), cinco equipos y cinco equipaciones de los clubs más importantes de España. Aquel lugar remoto e inhóspito carece de instalaciones deportivas y desgraciadamente esos partidos se realizan en terrenos desérticos con montículos de piedras para determinar las porterías y surcos en la tierra para delimitar el campo. La idea es equiparles con los medios mínimos para jugar al futbol y que eviten lastimarse jugando descalzos en los pedregales, es decir, entregarles camiseta, pantalón, medias y zapatillas.

Los saharauis no tienen terrenos de juego, pero son grandes aficionados al fútbol. Algunas jaimas tienen antena parabólica y en ellas se reúnen para ver los partidos de la liga española en viejas televisiones en blanco y negro. Los niños desean parecerse a Messi, Cristiano Ronaldo, Kun Agüero, Casillas o Forlán. Son felices con un simple balón llevado de España; más aún jugar portando las camisetas de sus ídolos. Potenciar el deporte, abordar las interminables horas de ocio en el desierto, arrancar sonrisas y regalar ilusiones a estos pequeños desheredados de la fortuna son los únicos objetivos que conducen al autor a dirigirse a los clubes de la liga española solicitando su colaboración.

 
© Sahara Jaén