Inicio arrow Noticias arrow CONDENA PRESOS SAHARAUIS
CONDENA PRESOS SAHARAUIS
Palabras desde la cárcel del preso saharaui Mohamed Uld Buryal, condenado a 30 años de prisión

*Fuente: Radio Maizirat, 17 de febrero de 2013

Traducción: Poemario por un Sahara Libre

Desde la prisión marroquí de Salé 1 en Rabat, el preso saharaui Mohamed Uld Buryal, condenado a 30 años, se dirige con estas palabras al pueblo saharaui.

“Mis más cordiales saludos a nuestro resistente pueblo, y a todos los caídos que han consagrado sus vidas por la libertad y la independencia encabezados por el mártir fundador del Frente Polisario Luali Mustafa Sayed.Desde los oscuros barrotes de la cárcel, desde Rabat la capital del enemigo, me dirijo a vosotros, para decirle que nuestras condenas se transforman en una victoria que nos llega sobre las 00:00 horas de esta noche, y que ha supuesto la ignorancia y atropello de este régimen marroquí. Desde aquí apelo la conciencia de todos los saharauis en mantener la moral en alto como pueblo y celebrar estas sentencias como una gran victorial que protagoniza este grupo de presos que han consagrado sus vidas por el derecho del pueblo saharaui y que han convertido a los tribunales de la ocupación marroquíes en un establo de vacas (…)”.

 

 

JUICIO PRESOS GDEIM IZIK

 

'Veredicto Gdeim Izik': "Un día negro para la Justicia mundial"

Palabras desde la cárcel del preso saharaui Mohamed Uld Buryal, condenado a 30 años de prisión

Duras condenas para los 24 saharauis detenidos en los sucesos de Gdaim Izik

Marruecos castiga a la resistencia saharaui con 22 duras condenas

Ocho cadenas perpetuas y largas penas de prisión en un macrojuicio a saharauis

Hijos de las nubes obtiene el Goya a la mejor película documental. Bardem recuerda a los presos saharauis en los Goya

REACCIONES JUICIO GDEIM IZIK

 

IU en contra de las sentencias a saharauis del tribunal militar marroquí

Enérgica repulsa y condena de la UNMS a la sentencia condenatoria de los valerosos saharauis, presos políticos y defensores de DDHH

CEAS-SAHARA: Ignominiosa sentencia a los defensores de los derechos humanos del Sahara Occidental

Establo de vacas. Limam Boicha

Carta abierta a la Alta Comisionada de NN.UU para los DD.HH. y al Sr. Christopher Ross. Haddamin Moulud Said

 

La Justicia: de la Ínsula Barataria al Tribunal Militar de Rabat. Mustapha Mohamed Lamin Ahmed

Condenados a CADENA PERPETUA por defender la LIBERTAD y la DIGNIDAD de su pueblo

AISOC Y COSCAPS: enérgica repulsa y condena a la ignominiosa sentencia a los defensores de los derechos humanos del Sahara Occidental

Un Tribunal Militar sin jurisprudencia alguna, dictamina un veredicto de extrema dureza a los presos saharauis, ante la pasividad de la comunidad internacional. Por Patricia Hidalgo Fuentes

La dignidad no puede ser condenada a cadena perpetua. Por Helio Ayala Díaz

Aralar recibe con "preocupación e indignación" la sentencia contra 24 activistas saharauis

 

----------------------------------------

 
 
 

Durísimas condenas a los presos políticos saharauis de Gdeim Izik

CADENA PERPETUA: Abdalahi Bhai, Abdeljalil Lemghaimad, Abdalahe Lekhfaouni, Brahim lismaili, Lemjeid Sidahmed, Boutenghiza Mohamed Bachir, Sbai Ahmed, Hassanna Aalia, Mohamed Bani

30 años de prisión: Enaama Asfari, Hassan Dah, Mohamed Bourial, Banga Cheikh

25 años de prisión: Mohamed Khouna Babeit, Lafkir Mohamed Embarek, Houssein Zawi, Hadi Mohamed Lamin, Toubali Abdoullah, Daf Deich, Mohamed Juna Babeit.

20 años de prisión: Mohamed El Ayubi( estaba en libertad condicional por enfermedad), Bachir Jadda, Mohamed Tahlil.

Quedan en libertad por considerar cumplida la sentencia: Abderrahman Zeyu, Taghi Almachdufi

 
 
 
Más de dos años en prisión después, un tribunal militar ha condenado a 22 de los 24 presos políticos saharauis detenidos tras el desmantelamiento de Gdeim izik. A nueve de ellos los condena a cadena perpetua. 14 a más de 20 años de prisión. Y dos quedan en libertad por el tiempo que han permanecido en prisión. La defensa lo considera una condena "brutal", sobre todo, dicen, porque "en el juicio no se mostró ni una sola prueba que pudiera hacer dudar de la inocencia de los acusados". Aseguran que "es un día negro para la justicia marroquí y mundial".
Siete horas de deliberación bastaron para que los jueces que componían el tribunal militar marroquí que juzgó a 24 presos políticos detenidos tras el desmantelamiento de Gdeim Izik determinara una de las sentencias más brutales que se recuerdan en la administración judicial alauita. Nueve sentencias cadenas perpetuas -una de ellas a un saharaui juzgado en rebeldía-, 30 años de prisión para otros cuatro ciudadanos saharauis, 25 para siete más y 20 años para tres de ellos. Dos han quedado en libertad, después de entender los jueces que con el tiempo que han permanecido en prisión desde su detención es suficiente como pena.
El juicio, después de varios aplazamientos, se ha celebrado en nueve días en los que ha habido más de 100 horas de sesiones interminables. Tras finalizar, en siete horas el tribunal militar dictó la sentencia que dejó a los abogados de la defensa “perplejos y asombrados”. Inés Miranda, abogada canaria que da soporte a los letrados que defienden a los saharauis, aseguró que “no hay fundamento jurídico en la sentencia. No ha habido ni una sola prueba que ni siquiera pudiera hacer dudar de la inocencia de los acusados”. Sostiene que “había imprecisión en el número de víctimas”, por las que se acusaba a los 24 saharauis y “no había ninguna relación entre los hechos narrados por la acusación y los imputados”.
Además, los abogados de la defensa denuncian que todas las declaraciones previas de los acusados no se obtuvieron en un proceso de instrucción normal sino bajo tortura. En el juicio se intentó explicar esta situación, a lo que, según diferentes fuentes, el tribunal militar ordenaba silencio porque no era causa que se juzgara la tortura, sino los hechos. Miranda sostiene que “ha habido continuas irregularidades durante el proceso, comenzando por la detención, tras el desmantelamiento de Gdeim Izik”.
Y en qué se basa el jurado para determinar una pena, otra o la libertad. Pues no queda claro en el relato de los hechos expuestos ni tampoco en la sentencia. La defensa mantiene que “se trata de un desatino completo. No había ningún hecho concreto por el que le preguntaran” y destacan que la Fiscalía marroquí “mostró la foto de varios acusados en el campamento de Tinduf como un elemento de carga”. La defensa, en el juicio, respondió que entonces “todo el cuerpo diplomático marroquí debería estar encausado en el proceso, al reunirse en multitud de ocasiones con miembros del Frente Polisario”.
Inés Miranda concluye que “ha sido un juicio político” en “un día negro para la justicia marroquí porque ha tenido un momento magnífico para demostrar que se está democratizando”. Y extiende la responsabilidad al señalar que “no deja de ser un día negro para la Justicia en todo el mundo”.
 
 


--

 
© Sahara Jaén