Inicio
Este es el texto que reemplazará la película flash
Jiennenses viajan a los campamentos de refugiados saharauis para trabajar en Salud con la población

Una comisión sanitaria formada por jiennenses ha viajado a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (al oeste de Argelia) para atender a la población saharaui en materia de salud y educación en un momento difícil debido a las recientes inundaciones acontecidas en los campamentos.

La comisión sanitaria, formada por una médico, una enfermera y varios auxiliares así como la coordinadora del programa, marcharon a los campamentos desde el 30 de octubre al pasado 14 de noviembre. La Asociación de Apoyo al Pueblo Saharaui de Jaén, responsable de la iniciativa, coordina proyectos en materia de atención en hospitales, consultas especializadas en los centros de Rabuni y Bojador y concienciación de temas sanitarios que afectan a la población saharaui joven, como el cáncer de mama y la ingesta de corticoides por belleza.

“Las jóvenes saharauis toman corticoides para (...)

(...) engordar debido a que es un signo de belleza en la población. Desde la comisión sanitaria de apoyo al pueblo saharaui de Jaén estamos dando charlas para concienciar de que es una medida errónea que afecta a su salud, ya que tiene efectos sobre la piel, el riñón, el corazón y hasta puede provocar cáncer de mama”, explica Aurea Sánchez, auxiliar de enfermería que participa en el programa.

La salud se ha visto fuertemente perjudicada en los últimas semanas debido a las fuertes inundaciones que han derribado casas y destrozado las precarias previsiones de la población. “Diarreas, infecciones, asmas, la asistencia a consulta se ha visto incrementada respecto a otros años por la situación que ha dejado la lluvia”, añade Sánchez.

“La situación es desoladora, muchas casas derrumbadas y familias que lo han perdido todo, aunque saben resaltar lo bueno y es que no ha habido pérdidas humanas”, cuenta desde los campamentos Buley Dadah, un saharaui que se ha formado como auxiliar de enfermería en Linares y que ha vuelto tras varios años a los campamentos. “Siento una enorme satisfacción al poder ayudar ahora a la gente a la que dejé años atrás para tener un futuro que desgraciadamente ellos no me podían ofrecer. Ahora quiero seguir formándome para poder ayudar más a mi pueblo”, sentencia Buley.

Además la comisión de la asociación de Jaén ha trabajado en Educación en campamentos como Auserd y en un centro de personas con discapacidad, ya que a largo plazo la educación es el arma para cambiar la situación de un pueblo olvidado por la política internacional. “El balance de esta comisión es positivo, venimos haciendo un seguimiento de los proyectos desde hace años y vemos que poco a poco inciden y calan en una población que vive exclusivamente de la ayuda internacional”, evalua Franma Ruiz, presidenta de la asociación.

Durante los últimos meses organizaciones internacionales han denunciado la escasez de ayuda humanitaria en los campamentos de Tinduf, y la población saharaui se queja de la poca iniciativa de la comunidad internacional para resolver el problema que les mantiene ya 40 años en el exilio.

 
© Sahara Jaén